¿Cuántos balances hay que hacer para cerrar el año? - Revista 2+2
2+2- Descargar Impreso – Main
HomeGestión¿Cuántos balances hay que hacer para cerrar el año?
EDITORIAL

¿Cuántos balances hay que hacer para cerrar el año?

Escribe Luciano Aba
Editor de la Revista 2+2
info@dosmasdos.com.ar

Una de las principales claves para que los balances que tanto esfuerzo nos cuestan realizar sean efectivos tiene que ver con la posibilidad de llevarlos adelante en el momento que corresponde.
De poco sirve llegar a enero del año próximo (al ritmo en el que se vive en nuestro país), para recién ahí ponernos a hacer un análisis retrospectivo de lo que ocurrió en 2022. El momento es ahora.
¿Y por dónde empezamos?
Esta sí que es una buena pregunta.
Sin dudas hay que empezar por la evaluación “dura”. La de los números. Y ahí hay algunas claves a considerar.
1. Si bien es cierto que esta actividad es engorrosa, quienes cuenten con un sistema de gestión en su veterinaria, podrán hacerlo más fácilmente que quienes no lo tienen.
2. Para el caso de estos últimos, es clave poder definir al menos tres indicadores a evaluar. Por ejemplo: a) facturación, b) unidad de mayor impacto sobre la facturación total y c) Diferencia objetiva entre el monto facturado y los gastos generados.
3. Lograr este tipo de información es clave para poder tener un pantallazo de cómo nos fue y qué tenemos que mejorar.
De la misma manera, en los tiempos que corren, resulta estratégico realizar un balance en cuanto al clima laboral que se vive en el centro veterinario que gestionan. Los recursos humanos hoy son estratégicos para poder brindar el servicio que los clientes requieren, ya sean estos tutores de perros y gatos o productores ganaderos. La tendencia es la misma: a mejor ambiente y clima laboral, mejor servicio.
Y como sabemos, a mejor servicio, mejores ventas y mayores resultados.
¿Y esto cómo se hace?
Algunos podrán realizar encuestas de satisfacción entre sus empleados; otros quizás redactarán un documento con sus impresiones y observaciones personales sobre el tema.
Pero la clave está en poder determinar si este 2022 fue un año en el cual nuestros equipos funcionaron a gusto, o no.
Tener esto presente, nos permitirá planificar mejor las acciones a contemplar en los objetivos a plantearnos para 2023.
El balance personal también es clave.
¿Fue un buen año para mí? ¿Estoy satisfecho con el ritmo de vida y laboral que llevo? ¿Me siento agradecido de lo que tengo y lo que logré? ¿Necesito cambiar para no seguir padeciendo lo que hago?
¿Es mi trabajo un lugar agradable?
Puede sonarles un concepto “light” o metafórico. Pero muchas veces el destino económico y financiero de un emprendimiento, puede verse afectado negativamente por el estado de ánimo de quiénes lo llevan adelante.
Saber cómo estamos nosotros y quienes nos rodean y, obviamente, cómo vienen los números del negocio son tres patas indispensables del balance que todos debemos realizar, en tiempo y forma, para poder empezar a proyectar el 2023 que nos merecemos. Es ahora.
¿Lo van a hacer?

Comentarios

COMPARTIR:
Valoración: